Historia de la Historia

IMG_0006 Boticelli rembranth2 Frida Rembrandth3floristas

Las obras artísticas generadas en determinadas épocas de la historia, son el pretexto idóneo para dibujar, para reinterpretar, en fin para crear.

En la obra, los personajes son los protagonistas absolutos, cuyo protagonismo esta acentuado en el sentido de la vista, en la interpretación y disposición orbital se los ojos, en donde cada personaje adquiere personalidad y vida propia, los rostros tanto de personas y animales denotan una actitud específica de estados anímicos, invitan al espectador a mirar al interior de sí mismo, en actitud de introspección continua. Cada personaje está cargado de significado icónico confluyendo en el mundo de los sentimientos y la razón, dos mundos, dos estados actuantes en un tiempo y espacio a priori e infinito.

La apariencia de los personajes es de aparente quietud por la representación de la forma en el espacio vacío, pero se percibe el incesante cambio. Es la condición humana la que invita a pensar y repensar en el eterno presente circunstancial del instante en el que se observa, la mente se agita, el espíritu calla y la imaginación sigue en su deleite, se transporta para sumergirse en el mundo de la interpretación de tiempo y espacio irrepetibles.